Mantenimiento
Trucos para evitar y combatir la humedad en tu casa
Esta molesta situación no sólo da un mal aspecto a los rincones de nuestra casa, también es foco de cultivo de microorganismos que pueden afectar nuestra salud.
evitar la humedad en casa, Mantenimiento

Son muchas las causas por las que a nuestra casa puede llegar la humedad a cualquier rincón; el clima, filtraciones de agua en las superficies, averías como una gotera o una escasa ventilación, son algunas de las razones. Sin embargo, podemos proteger la estructura para que esta incómoda situación no llegue o se queda en tu casa.

La humedad básicamente es el ascenso de agua que está asentada en el terreno hacia la superficie. Esta puede aparecer en techos, paredes o en el suelo construido. Cuando la humedad aparece en las paredes y en el suelo se debe a que está en contacto con tierras, bien sea la casa vecina o un terreno natural, y cuando se da en los techos generalmente es un mal estado de la cubierta como tejas. Al acumularse agua llegarán microorganismos que se adaptan en lugares donde se concentran restos de agua como los hongos moho. 

Aunque los mohos no son tóxicos, sí provocan que el aire se contamine con el tiempo, por lo que puede desencadenar o empeorar algún problema de salud respiratorio o alergias, como la rinitis.

Sin embargo, existen trucos que nos ayudan a arreglar este problema y evitar que nuestro hogar se convierta en una fuente de infección, mal olor y mal aspecto.

Evítala

 - Para que no haya humedad y no se formen hongos de moho siempre es recomendable ventilar la casa. Abrir las ventanas en la mañana es una forma de hacer que circule el aire por los rincones de la casa, secando posibles depósitos de humedad. Si no hay la posibilidad de abrir ventanas o puertas, puedes recurrir a un sistema de ventilación artificial, preferentemente de carbón activado y un deshumidificador.

- También puedes recurrir a la naturaleza, utilizando plantas que absorben la humedad como la palma de caña (recomendada para climas cálidos), los lirios o la hiedra. Puedes colocarlas dentro de casa en rincones o esquinas, te servirán como forma de decoración y de prevención contra la humedad.

- Anualmente haz una revisión técnica general para revisar que no haya tuberías rotas, grietas en las paredes, techos, y filtraciones de lluvia o baños en el piso superior. Te permitirá detectar un posible daño que cause humedad y repararlo con una persona experta y de confianza.

-Al limpiar y lavar los pisos asegúrate de secar de manera correcta, y de ser posible utiliza selladores térmicos o con vinagre para que no traspase la humedad.

trucos para evitar la humedad, Mantenimiento

Combátela

- Si la humedad se presenta en una superficie con tapete debes aspirar con frecuencia o dejar aserrín o arena para gato en lo más húmedo, esto ayuda a absorber la humedad, por ejemplo debajo de los muebles, o en las alfombras.

- No cubras la zona con humedad, por el contrario déjala libre de objetos alrededor o encima, ya que el moho queda retenido y será más difícil que desaparezca y de paso favorece a su proliferación. 

- Si la humedad ocupa una zona pequeña, puedes utilizar bicarbonato de sodio. Frota un poco de bicarbonato de sodio sobre las áreas afectadas, déjalo actuar dos horas y retíralo con un cepillo. También puedes realizar este truco con detergente para ropa.

-Si el moho te ha dejado esas feas manchas negras en tu pared, la sal marina es la solución. Este mineral es un desinfectante natural, ayuda a neutralizar los olores fuertes e impide que se formen manchas oscuras de moho.

Fuente: Mejor con salud y VIX