Gastronomía
Kombucha, la bebida milenaria que vuelve a ser apetecida
La bebida se hace a base de frutas y el secreto de sus propiedades nutricionales como probióticos está en el tiempo de fermentación.
La Kombucha es una bebida natural rica en probióticos, y antioxidantes que ayuda a eliminar toxinas, Gastronomía

Actrices como Gwyneth Paltrow o Halle Berry, incluso la misma Reina Letizia de España se ha declarado seguidoras y embajadoras de una bebida milenaria que hasta hace poco era desconocida: la kombucha. Similar al té, la kombucha guarda su secreto por ser hecha a base de frutas y por ser una bebida fermentada que guarda probióticos y antioxidantes.

La kombucha se elabora a base de té endulzado que se fermenta durante mínimo una semana, y a la que se le agrega SCOBY, un cultivo de bacterias con el que se forma un hongo beneficioso que se convierte en glucosa y fructosa, alcohol etílico consumible y potable, produciendo también gas carbónico y ácido acético. El resultado es una bebida natural, refrescante, burbujeante con un toque ácido, combinable con sabores como el mango, naranja o fresa.

Puedes leer: El skyr, el superalimento codiciado por muchos

Las propiedades nutricionales que guarda la bebida son beneficiosas para "ayudar a contrarrestar las toxinas, mejorar nuestro sistema digestivo, reducir los niveles de colesterol, reforzar las defensas, aliviar la artritis y el reumatismo" como afirma Aurora Urbano, nutricionista en el supermercado de productos ecológicos OBBIO (Barcelona). Pero además, aporta vitaminas y minerales y es una fuente de energía, ideal para quienes hacen deporte o desean tener un empujón de energía durante el día.

Las propiedades nutricionales de los alimentos que consumes son fundamentales para buscar un equilibrio ideal para deleitar el paladar y beneficiar a nuestro organismo. Las bebidas son parte de esa selección de comida a la que también debemos prestar atención, pues de sus propiedades y orígenes dependerá cuánto las disfrutemos.

Fuente: Diario de gastronomía