Gastronomía
Cada copa de vino con su plato adecuado o guía práctica de maridaje
Para los brunch, almuerzos o cenas especiales te presentamos una serie de indicaciones para elegir el tipo de vino adecuado según la ocasión y el tipo de platillo.
elegir el vino correcto según la comida, Gastronomía

Si hablamos con una mirada rápida, existen cerca de 5 formas de clasificar los vinos: por su textura, edad, color, grado de alcohol, según su sepa. Cada tipo de estas exquisitas bebidas cumple un papel especial cuando se trata de ser el acompañante de un plato o comida, por ello es importante aprender a diferenciar e identificar cuál es el vino adecuado para ese almuerzo o cena importante.

Aunque existen gustos o preferencias de un tipo de vino sobre otro es recomendable conocer algunas reglas básicas del arte del maridaje de vinos, o lo que es lo mismo: la correcta combinación entre los sabores de una bebida y un alimento. El truco está en saber si el plato que vamos a acompañar con el vino es ácido, amargo, dulce o salado, como asegura el sumiller cubano René García Valdés, director de la Escuela Española de Sommeliers en Guatemala.

¿Cómo determinar el sabor del plato?

Según los expertos los platos ácidos son aquellos en los que predominan sabores cítricos como el que brinda el limón o el tomate, que en general se encuentran en preparaciones de mar o con mariscos. Estos hacen un juego ideal con un vino también ácido para resaltar estos sabores. Entre estos están los vinos de uvas como la chenin blanc o la sauvignon blanc.

Los platos amargos son aquellos que son con alimentos asados o ahumados. Estas comidas se acompañan de vinos tintos; la más común y apropiada es el tipo cabernet sauvignon.

Ahora, para los platos salados es necesario conocer el grado de este ingrediente en la comida, ya que de esto dependerá si se combina con vinos ácidos, ya que estos aminoran la sensación salada.

Por último, los platos dulces hacen pareja con vinos del mismo sabor. Los postres, por ejemplo, cazan a la perfección con vinos espumosos o secos. Un pastel de chocolate amargo hace perfecta mancuerna con un cabernet sauvignon.

maridaje, Gastronomía

Consejos

- Los vinos blancos, considerados como ligeros, como el sauvignon blanc, pinot Chardonnay y espumosos acompañan platos ligeros como pescados.

- Los platos más pesados como los de res o cerdo, generalmente se combinan con tintos como el burdeos o cabernet.

Fuente: Llifestyle.americaeconomia.com