Salud y bienestar
Consejos para reducir los incómodos dolores de espalda o lumbalgia
El estrés, infecciones en los riñones, afecciones en las vértebras y otras causas pueden ser las razones por las que se de este dolor bajo en la espalda. Antes de cualquier método radical se recomienda visitar el especialista médico.
mejorar el dolor lumbar, Salud y bienestar

Las lumbalgias o dolores bajos de espalda son padecimientos comunes que presentan generalmente en personas de 30 años o edades más avanzadas. La zona lumbar es la unión de elementos interconectados y superpuestos, que al irritarse o presentar algún tipo de problema, pueden desencadenar una lumbalgia o un dolor que se extiende desde esta área hasta otras partes del cuerpo.

Los síntomas de la lumbalgia seguramente te sean familiares, se manifiestan con diversos grados de molestia o dolor y con síntomas sensibles como hormigueo en la zona baja de la espalda, sensación de ardor, dolor agudo, dolor intenso, dolor que irradia a otras zonas como las piernas, la cadera o la parte inferior del pie; o espasmos musculares. Este tipo de afección de la espalda puede aparecer en diferentes puntos de este lugar del cuerpo, pero generalmente se da en la región lumbar (entre las costillas y el hueso sacro) que es la que soporta casi todo el peso corporal.

Pero ¿qué causa que tengas lumbalgia? Son diversas las causas que desencadenan este dolor, algunas pueden ser endógenas, es decir manifestaciones por afecciones sobre el mismo lugar del cuerpo, o exógenas como el estrés o factores asociados que causen una tensión muscular involuntaria. Dentro de las causa exógenas están las que se dan por una vida sedentaria: estar sentado durante periodos prolongados sin realizar pausas activas, una mala postura al sentarse, poca o nula actividad física; también por accidentes o enfermedades como esguinces, torceduras, hernias, crecimiento anormal  de células (tumores), infecciones renales; o incluso por hábitos como fumar.

consejos para dolor lumbar, Salud y bienestar

Para disminuir ese dolor incómodo de lumbalgia puedes empezar por adoptar una vida activa, desechar los malos hábitos, consumir alimentos ricos en vitaminas, aguas aromáticas antinfalamtorias. Algunas técnicas que puedes realizar en casa pueden ser:

✓ Ejercicios para corregir la postura: Puedes hacerlo durante tu jornada laboral bien sea sentado o de pie. También es válido mejorar la postura durante el tiempo de sueño; la posición del cuerpo debe ser fetal, ya que esta ayuda a aliviar la presión de la espalda.

✓  Compresas calientes y frías: Una buena opción es aplicar hielo durante las primeras 48 a 72 horas y luego usar calor. Alterna estas variaciones de temperatura y en una posición relajada.

✓  Ejercicios de estiramiento muscular: Es recomendable hacer actividad física de bajo impacto o que no genere lesiones o esfuerzo mayor para la zona lastimada. Puedes recurrir a sesiones de ejercicio aeróbico o estiramientos y fortalecimiento con la guía de un entrenador físico.

✓ Masajes o automasajes: Los masajes también pueden ayudar a disminuir el dolor. En este caso es muy importante hacerlo con la ayuda de un experto, ya que una mala presión puede empeorar el problema.

Antes de realizar cualquier terapia es importante e imprescindible que se tome el consentimiento de un profesional de la salud para que determine el origen de la lumbalgia y de esa manera oriente el tratamiento más indicado para tratarla. 

Fuente: Fisioterapiaonline.com y mejorconsalud.com