Adiestramiento
¿Perros peligrosos o dueños peligrosos?
Cuando se trata de buscar el perro ideal nuestro hogar, en ocasiones se suele dejarse llevar por teorías y estigmas que nos hacen descartar algunas razas que podrían llenar de alegría a nuestra familia.
Perros peligrosos o dueños peligrosos, Mascotas

Cuando se piensa en comprar o adoptar un perro en la familia, es común buscar razas dóciles y nobles como el Golden Retriever, el Labrador o el Beagle, entre muchas otras, que logren adaptarse a una vida familiar y puedan jugar con los niños. No obstante, contemplar otras razas como el Pitbull o el Rottweiler para convivir con niños pequeños es inimaginable para muchos, al ser consideradas razas peligrosas; esta teoría sigue aún muy presente en el imaginario común, relegando así a otras razas que podrían habitar en cualquier hogar. 

Estos perros denominados como potencialmente peligrosos por sus atributos físicos y carácter, son vistos como un verdadero peligro para las personas en caso de confrontación. Algunas de las razas que se catalogan como agresivas son el Pitbull Americano, el Rottweiler, el Fila Brasilero y el Dogo Argentino. Pese a esta teoría, la realidad es que a través de la historia se le han adjudicado estigmas a ciertas razas, que de ser educadas en un hogar en medio de afecto y buena educación llegan a ser tan amorosas como cualquier otro perro. 

Perros peligrosos o dueños peligrosos, Mascotas

Según un estudio publicado en la revista Applied Animal Behaviour Science, la conducta agresiva del perro se debe en mayor medida a la crianza y educación recibida por su dueño, en los primeros tres meses de vida cuando aún es cachorro. El estudio, realizado por investigadores británicos a 4.000 dueños de perros, evaluó la conducta agresiva de los perros en diversos contextos, y determinó que el carácter del dueño, además de la educación dada al perro y el trato a su mascota, eran grandes determinantes en el grado de agresividad del perro. 

Además, reveló que los perros entrenados con castigos, rudeza y carencia de afecto tenían más probabilidad de gruñir y morder a extraños, y tres veces más posibilidades de ser agresivos con miembros de la familia. De ahí, que los comportamientos violentos de los perros, en su mayoría obedecen a una conducta prendida por sus dueño, más no por genes y características de la raza. El estudio también arrojó, que la edad y el sexo también eran factores que influían en la conducta del perro, al ser los hombres menores de 25 años vinculados con personalidad antisocial y con predilección por este tipo de razas, los dueños de perros más agresivos.  

Así pues, un perro maltratado siempre será agresivo, es por esto que no hay razas potencialmente peligrosas, sino dueños agresivos, así que atrévete a tener en tu hogar un perro educado con amor sin importar la raza, pues lo que determina el comportamiento de tu perro será el afecto con el que lo eduques para hacerlo feliz.

Fuente: muyinteresante