Curiosidades
La Equinoterapia, un tratamiento basado en el amor
La conexión entre el paciente y el caballo le permite movilizar sus frustraciones, exteriorizarlas y paulatinamente ir superándolas. 
beneficios de la equinoterapia, Mascotas

Los caballos son conocidos por ser animales sensibles al contacto humano, su sensibilidad y nobleza los hace ser  animales que requieren un cuidado afectuoso,  debido a los fuertes vínculos que generan con sus dueños.  De ahí, que psicólogos y terapeutas recomienden terapias alternativas como la equinoterapia, para tratar problemas  como la falta de confianza, dificultades en la socialización y comunicación; entre otras afecciones de tipo psicológicas y físicas.

Desde la época de Hipócrates, médico de la antigua Grecia y una de las figuras más destacadas en la historia de la medicina, se creía que el trote de los caballos tenía un efecto relajante en quienes lo escuchaban. Así paulatinamente, el contacto con los caballos se fue transformando en una terapia para combatir la depresión y estrés, además de ser una compañía y no solo un animal al servicio de la guerra, el transporte o el trabajo.

bondades de la equinoterapia, Mascotas

Desde mediados del siglo XX, la equinoterapia empezó a utilizarse para la rehabilitación de diversas enfermedades que involucraban algún tipo de discapacidad física y psíquica como el autismo; los caballos al tener un comportamiento noble y equilibrado solamente se preocupan por el bienestar y la supervivencia de su especie, esto les permite relacionarse con los seres humanos desde las emociones y reflejar en su comportamiento lo que sienten, algo que no hacen usualmente las personas y que aprenden de estos animales.  

Es entonces que la equinoterapia ha demostrado beneficios  en pacientes con problemas de ansiedad, déficit de atención, problemas de conducta, bipolaridad, desórdenes alimenticios, síndrome de down, distrofia muscular, esclerosis múltiple, adicciones entre otras. Sumado a esto, mejora la autoestima, la comunicación con otros, fortalece la responsabilidad, mejora la concentración y receptividad.  

El tratamiento de la equinoterapia se adapta a cada patología y contextura física de cada paciente para asignar el caballo adecuado para cada persona, la base y la eficacia de esta terapia se centra en la relación afectiva  que el paciente logra crear con el caballo, permitiéndole expresar todo aquello que los angustia y les genera temor, de esta manera y con terapias frecuentes, el paciente logra sanarse, ganar confianza al tiempo que como un premio logra montar al caballo. 

Fuente: iMujer