Curiosidades
¿Por qué mi gato muerde?
¿Tu gatito te muerde constantemente? Aquí te explicamos las razones de este comportamiento y cómo corregirlo.
por qué mi gato muerde, Mascotas

Los gatos a través de su lenguaje corporal expresan sus necesidades y estados de ánimo. Ccuando tu gato muerde puede deberse a distintas razones ya sea porque está jugando, por agresión o incluso por ansiedad y miedo. 

Es importante aprender a interpretar su lenguaje corporal de los gatos para identificar cuando están jugando con nosotros y cuando se están poniendo agresivos. Además, tener varios juguetes, rascadores, y demás accesorios para tu gatito será de gran ayuda para él, pues así, no buscará morder otros objetos como cortinas, muebles o incluso nosotros mismos.

-Mordiscos de amor o "love bites"

Los gatos son animales cazadores, y muchos conservan ese instinto de forma permanente. Por ello, morder, el acecho y la caza son sus juego preferidos.

Cuando tu gato muerde, no siempre está ligado a la agresividad; tu gatito puede hacerlo como una muestra de cariño, para él intentar cazar tus piernas o pies le resulta muy entretenido y es una manera de incentivarte a que juegues con él. Lo mejor que puedes hacer es buscar juguetes como pelotas u objetos con movimiento e incluso un buen rascador para así desviar su atención y enseñarle que debe morder.

la razón por la que los gatos muerden todo, Mascotas

-Mordiscos por miedo 

Si tu gatito se encuentra bajo estrés, o se siente acorralado su primera reacción será morder. Es importante que analices el entorno de tu gato para entender lo que le genera temor y agresividad. 

-Mordiscos por agresividad 

Si convives con un gato es importante que observes qué tipo de caricias le gustan, cuándo y cuántas. Si tu gato de repente, te clava las uñas o te muerde, lo mejor es que lo sueltes, pues estas son señales que indican que ya no quiere que lo toques más como que deje de ronronear, que se gire boca arriba, o que mueva la cola de un lado a otro. 

Tu gato puede estar rechazando estos mimos por medio de mordiscos, porque ya se siente bien por ahora, o porque tal vez estás tocándole en una parte que no le gusta. La barriga suele ser un punto delicado para todos los gatos, y la parte trasera del cuerpo. Además, a los gatos les encanta que los acaricies por la espalda y el cuello. 

Cuando el mordisco se está presentando como una conducta agresiva no debemos reforzárle este comportamiento (como acariciarlos o premiarlos con algún alimento o galleta). Para evitar estas situaciones debes observar las señales que emite, si empieza a sentirse inquieto lo mejor es para de acariciarlo. 

Fuente: Cosasdegatos.es